martes, 22 de abril de 2008

Estamos dolidos


Dolidos y enojados con las noticias, con la tragedia sucedida en la discoteca "The Factory" en el Sur de mi Ciudad que hasta el momento va dejando como 15 víctimas mortales.

Dolido, porque se trata de la vida de mucha gente, gente joven que obviamente tenía mucho por vivir (así hayan sido la mayoría góticos, eso no precisamente no les quitaba su aliento de vida). Dolido porque le haya pasado esto a la movida rockera y relativamente independiente de la ciudad, dolido porque un evento como estos sea marcado por la tragedia y esto sea como un estigma para futuros encuentros de estos aquí en Quito.

Ahora muy enojado, por las circunstancias en las que esta tragedia se dio, básicamente porque son muy similares a la tragedia del "Cromagnon" hace algunos años en Argentina que dejó un saldo aún mayor de muertos.

  1. El uso de pirotecnia. Justamente el uso de esto en un local cerrado por parte del grupo "Callejeros" (¿ se acuerdan?) provocó aquella tragedia. Al parecer nuestras memorias son frágiles y no nos podemos acordar de un acontecimiento que marcó tanto a la escena rockera latinoamericana.
  2. ¿Colchones para aplacar el sonido?, ¿pegados en el techo?. Esto es un peligro sin necesidad de fuego de por medio.
  3. Local en donde se realiza el evento desbordado en su capacidad. Esto es algo típico en eventos multitudinarios de cualquier índole en el país. Yo mismo he temido muchas veces por mi vida en algunos partidos de fútbol (sobretodo los de la Selección) en los que literalmente no entra ni un alfiler. Es deber de gobierno, municipios, quien sea, regular este asunto porque algún rato puede haber una catástrofe tipo la de Guatemala hace casi 10 años.
  4. La puerta de SALIDA DE EMERGENCIA cerrada... ¡CARAJO!, ¿ para qué mierdas está entonces una "SALIDA DE EMERGENCIA"?. Típico... el dueño tiene miedo que se vaya la gente sin pagar y las posibles vías de escape están siemrpe bloqueadas (se me quita toda gana de farrear)
Solo espero que las muertes de estos chicos / as no sean en vano. Como al parecer fueron las de los chicos argentinos porque NO HABÍAMOS APRENDIDO. Ojalá el Municipio y los bomberos si se tomen en serio la organización de espectáculos públicos.