viernes, 2 de noviembre de 2007

Y así vi a Soda volver


Vuelve este blog para contar las aventuras de un quiteño maniático en el concierto de Soda Stereo en Guayaquil.

Después de un tortuoso viaje la madrugada anterior al concierto, (digo tortuoso porque nunca pude dormir al calor de la buseta) se arrivó a la ciudad (de la Furia??) a la que no había visitado ya más de 10 años, pero volvía con mucha razón. En fin, este humilde servidor era el papá pitufo de un grupo de gente cuyo promedio de edad era mas o menos 20 años que buscaban en la mañana guayaquileña algo de desayunar sin respuesta inmediata. Pero hicimos Pic-Nic en la calle Vélez, comprendíamos que estábamos a un millón de años luz de nuestras casas.

Todavía no eran las 10 de la mañana cuando ya me dispuse a hacer fila, es cierto, muchos se me matarán de risa, pero eso de hacerme el vivo sólo me sale en compañía de un pana cuyo nombre empieza con "j" y acaba con "Díaz". Así que aguanté estoicamente por horas aquel infierno... bah, la verdad no fue tan así porque pasé entre cervezas, divirtiéndome con la sabiduría del vendedor de la calle porteño (frase del momento: "habla conmigo, DESAHÓGATE!") y viendo el caminar de mis compatriotas guayaquileñas que hacían un Juego de Seducción bastante interesante. Golpe de 2 de la tarde se dignaron en abrir las puertas del "Estadio Modelo - Alberto Spencer". En realidad accedimos a las instalaciones casi a las 3, en el área de cancha, pegado al VIP

En ese instante el "maravilloso sol del litoral ecuatoriano" (bien entre comillas) hizo su aparición y mientras le pedía al astro rey que no sea tan cruel, necesariamente recurrí a prácticas como el desnudismo, la siesta de media tarde y sobre todo la paciencia. No había dormido ni comido mucho, me hacían falta muchas vitaminas y hasta que caiga el sol, yo seguía soñando con ver a Soda Stereo, cuando me levanté había salido "Lemon Pie", un nuevo grupo pop ecuatoriano que sono a lo más típico en este país: canciones sufridoras sin mucho que decir y buenos covers, la verdad no disfruté mucho de aquello, aunque me dio algo de pena que les hayan fallado los equipos en medio toque.

Ahora si venía la espera fuerte, todos de pie y yo resquebrajándome, aparecía la Luna Roja mmm bueno, más bien amarilla sobre el Río Guayas y golpe de 9 y 30 salió la banda más grande que ha existido en el rock latinoamericano: Juguetes Sin Plomo! ehh.. digo, SODA STEREO! (see, muy pocos entenderán ese chiste). Inicia con los acordes de Juegos de Seducción y al grito de Guayaquil carajo! arrancó el gran concierto. Después vino Tele-k con su juego hipnotizante en la pantalla y claro, me tocaba mover los pies porque ya no aguantaba estar tanto tiempo parado, pero vi tantas imágenes retro que me hicieron olvidar el dolor.

Momento jocoso: Cuando Pase el Temblor y su remix reggeatonero (que contó con mi desaprobación parcial), creo que para ese momento recién estaban funcionando las pantallas que seguían a los Soda. Nuestro sector no paró de saltar y corear las canciones (algunos no pararon de fumarse su "nota", sobre todo en "Disco Eterno"). Los celulares prendidos en "Fue" estuvieron espectaculares, al borde de las lágrimas en Cae El Sol y sobretodo el observar que mis ídolos están prácticamente intactos puesto que su entrega era la misma que si tuvieran veinte años menos. La ejecución increíble, Cerati está tocando la guitarra mejor que nunca, Bosio sigue dando su espectáculo aparte y Charly Alberti lleva fenomenalmente el ritmo. Sí, algunos los vimos volver, pero parecía que nunca se hubieran ido. Punto aparte para "Sueles Dejarme Solo", furiosa, salvaje y que me recordaba una condición técnica en la que estaba yo en ese momento.

¡Gracias Soda!, gracias a mi suerte por haberme hecho verlos. Ah, me olvidaba, el lip-synch de la pantalla en "Danza Rota" estuvo asombroso y contra toda mi paranoia ¡ tocaron "El Rito"!. Bueh... me quedaron debiendo "Signos" pero de todas formas fue geniall. Regresé a mi Ciudad de la Furia queriendo soñar... mil veces ... con ese instante. A continuación, el set list del concierto no sin antes decir que no es Nada Personal pero mal público el de Guayaquil, los serranos le pusimos más...

Soda Stereo - Me verás volver - Guayaquil, 27 de octubre de 2007


  • Juegos de Seducción
  • Tele-K
  • Imágenes Retro
  • Hombre Al Agua
  • En La Ciudad De La Furia
  • Picnic en el 4to B
  • Zoom
  • Cuando Pase El Temblor
  • Final Caja Negra
  • Trátame Suavemente
  • El Rito
  • Sobredosis de TV
  • Danza Rota
  • Persiana Americana
  • Fue
  • En Remolinos
  • Primavera 0
  • No Existes
  • Sueles Dejarme Solo
  • En El Séptimo Día
  • Un Millón de Años Luz
  • De Música Ligera
Encore 1

  • Disco Eterno
  • Cae El Sol
  • Prófugos
Encore 2

  • Zona de Promesas
  • Nada Personal

3 comentarios:

Véro dijo...

Jejeje buen recuento, como si hubiese estado a la cola ahí. Para consolarme de que yo, residente de los estados juntos, no voy a verlos, te diré que el set que tocaron puede ser lo más increíble que vos quieras, pero un concierto sin "Canción Animal" casi me hace pesar en “vender-todos-mis bienes-terrenales-por-un-boleto” dos veces. Soda de verdad es grande para mí en otras maneras... Porque será que a mí me gustan más las canciones más inéditas que las populares? Hasta ahora no sé si es un rechazo al status quo automático o si solo me hago la interesante... Seguro son las dos cosas.

MaJo dijo...

Dormir en la cancha del modelo fue lo mejor, jaja, casi tan cómodo como mi cama.. y realmente, sobre todo desde el sector de cancha se olía a mary jane, pero apenas salieron los Soda dejé de oler y me dediqué a ver, oír y gritar, recuperé la voz a los 3 dias, y aún no recupero el aliento. Increíble. Inolvidable.

gabriela dijo...

hola edd, soy la hermana de eduardo. congrats on the blog. yo estuve en el concierto y lo disfruté demasiado. y sí... yo moría de iras porque no hubo mucha respuesta de la gente de guayaquil, a excepción de unas pocas canciones. en uio los habríamos tratado mejor. y nadie me quita lo cantado, saltado, gritado, insolado y mucho menos haberlos visto volver. gracias por esta reseña.